jueves, 9 de septiembre de 2010

-¿Sabes?
+Dime.
-Yo de pequeña tenia un sueño, para mi era el sueño más especial y bonito del mundo. ¿Sabes cual era?
+¿Cuál?
-Vivir en un pisito yo sola, ni muy grande ni muy pequeño ¿sabes?, tener una cama grande, como estas que salen en los anuncios de los hoteles, con las sabanas blancas y una almohada gigante y un edredón también gigante, de estos que son acolchaditos, y dormir todas las noches, o al menos una, con la persiana levantada, quedarme dormida mirando las luces de la calle, y despertarme cuando se hiciese de día. Ese era mi sueño, que cuando me levantase por la mañana no me despertase ni mi madre gritando, ni mi padre, ni un maldito despertador, y me fuese a trabajar contenta, fíjate como seria que hasta me imaginaba con un traje en plan de estos de ejecutiva. Desayunar en mi cocina, ducharme en una bañera de estas gigantes, como las de las películas, y salir por la puerta a coger mi coche hasta el trabajo. Era simple ¿sabes?
+Si, pero eso lo puedes cumplir ¿que pasa ahora?
-Pues que cuando me hice mayor, por decirlo de alguna manera, ese sueño seguía ahí, pero había cambiado un poco bastante la verdad. Ahora me daba igual que me despertase un despertador con ese piiipiii que tanta rabia da con tal de girarme y verlo detrás ¿sabes? No quería dormirme mirando la calle, quería dormirme mirándole a él, levantarme por la mañana y desayunar, pero con él (o a él), ducharme, e irme a trabajar, pero cuando saliese por la puerta que estuviese él ahí para decirme "te quiero", "pasa buen día", "te espero para comer", o que simplemente me diese un beso, coger mi coche y cuando yo saliese de trabajar que me viniese a buscar en plan sorpresa de película, y claro cuando empecé a soñar con eso todo parecía perfecto y hasta incluso creí que se iba a cumplir, pero ahora no... Ahora ya no es perfecto... Ahora es una mierda... Ahora solo es un sueño, solo eso, uno más...
+Pues, ¿Que putada no?
-Si... Pero ¿sabes? siempre me quedará dormirme pensando que algún día, por alguna remota casualidad, igual que apareció en mi vida, igual que se enamoro de mi, igual que me quiso, igual por alguna casualidad de esas vuelva... Yo no tiro la toalla.

2 comentarios:

Soñadora E dijo...

La vida da muchas vueltas, no la tires aún! un beso!

[ p ] ! dijo...

me encanta

compartimos universo.