lunes, 23 de agosto de 2010

Echaba de menos todo y a la vez nada. Echaba de menos ese amor que no se comparte con nadie más que con uno mismo. El tacto frío, la sensación de permanecer en estricta soledad. Echaba de menos hablar conmigo misma, quizá sumida en grandes gritos de silencio. Echaba de menos observar andares, pasos lejanos. Echaba de menos descender desde lo alto, la canciones sin final. Echaba de menos encontrar a alguien con quien poder hablar de lo bonito y doloroso que resulta observar la lluvia desde la ventana y no poder compartirlo. Echaba de menos girar la mirada y encontrarte allí, sentado en cada hueco de mi mente. No busco una sola droga, busco millones de drogas. Droga de cada día, droga de cada momento, droga de cada sentimiento...Droga del ahora, droga del ayer. Busco drogas imposibles, drogas inalcanzables, drogas improbables. Busco esa sensación efímera, busco que nada más importe. Me busco para no querer encontrarme.

2 comentarios:

Esme dijo...

:0 Me quede sin habla...hermoso :)

Típica adolescente dijo...

hermoso texto un beso te sigo, seguime

compartimos universo.